NOTICIAS

José Luis Escrivá: La convergencia al objetivo de deuda del 60% exigiría un esfuerzo fiscal importante y reformas que mitiguen el impacto del envejecimiento

30 abril 2019
José Luis Escrivá, presidente de la AIReF

José Luis Escrivá, presidente de la AIReF, durante una conferencia.

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, participó hoy en una conferencia organizada por el Colegio General de Economistas de Alicante, en la que aseguró que la convergencia al objetivo de deuda del 60% exigiría realizar un esfuerzo fiscal importante durante un periodo prolongado de tiempo, así como la implementación de reformas que mitiguen el impacto del envejecimiento de la población. Durante su intervención, Escrivá destacó el nuevo ciclo económico iniciado en España, con una posición más equilibrada que en ocasiones anteriores, basada en una estructura productiva más centrada en la inversión en bienes comercializables y de equipo, y menos en la construcción. Además, se ha corregido el desequilibrio exterior y el país cuenta hoy en día con una estructura de financiación más sana y eficiente. Sin embargo, persisten, o incluso se han ampliado, algunos desequilibrios, como la elevada deuda pública, el desequilibrio fiscal y el alto nivel de desempleo. Según Escrivá, hacer frente a los elevados volúmenes de deuda pública acumulados es uno de los principales retos del país. Para limitar la senda creciente de la deuda, la AIReF estima que a medio plazo sería necesario un importante y prolongado esfuerzo fiscal, sin precedentes en los últimos 40 años. A largo plazo, la presión sobre el gasto y la deuda derivada del envejecimiento de la población requeriría la adopción de reformas paramétricas que, junto con el esfuerzo fiscal necesario, podrían conseguir revertir la dinámica de la deuda y alcanzar el objetivo del 60% del PIB en trece años. Escrivá señaló que, para hacer frente a estos retos, es necesaria una reforma integral de las finanzas públicas que garantice la sostenibilidad de las mismas. Destacó como aspectos clave a abordar: la reforma del marco fiscal y sistema de financiación territorial, los pasivos contingentes existentes, la falta de una cultura de evaluación de la eficiencia de las políticas públicas y la necesidad de diseñar reformas ante el envejecimiento de la población. En este contexto, la AIReF prevé que se mantenga en España un crecimiento sólido en torno al 2% en promedio en el periodo 2019-2022, con soportes al crecimiento fundamentalmente por el lado de la demanda interna. En el ámbito fiscal, la institución estima que las Administraciones Públicas cierren 2019 con un déficit del 2,1% y, por tanto, considera improbable alcanzar el objetivo del -1,3%, concentrándose las desviaciones en la Administración Central y Fondos de la Seguridad Social. Para las CCAA, el objetivo del -0,1% fijado para 2019 es factible, aunque resulta “muy improbable” en el caso de la Comunitat Valenciana y Murcia. La Comunitat Valenciana, además, será la única región con riesgo alto de incumplimiento de la regla de gasto, frente al riesgo moderado del resto de CCAA. De hecho, la AIReF ha recomendado a la región la adopción de medidas para recuperar la senda de convergencia. Las entidades locales, por su parte, cumplirán el objetivo de estabilidad en 2019 y replicarán el superávit del 0,5% logrado en 2018. El Ayuntamiento de Alicante es una de las grandes CCLL analizadas individualmente por la AIReF. El ayuntamiento cumplió el objetivo de estabilidad y la regla de gasto en 2018 y la institución estima que volverá a cumplir en 2019. En la Comunitat Valenciana, la AIReF analiza también de manera individualizada al Ayuntamiento y Diputación de Valencia por ser una de las grandes CCLL, y al Ayuntamiento de Gandía por estar en riesgo de sostenibilidad.