NOTICIAS

José Luis Escrivá comparece en el Senado para analizar los retos demográficos que afronta España

17 diciembre 2018

jle-senado

 

 

  • El presidente de la AIReF señala la necesidad de políticas públicas bien diseñadas, desplegadas de manera anticipada y ordenada y fiscalmente sostenibles
  • Cree que existen oportunidades en la natalidad y especialmente en la inmigración para evitar la “japonización” de la economía española
  • Invita a analizar con detenimiento si el sistema de financiación autónomica y local tiene en cuenta todos estos retos

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, José Luis Escrivá, ha comparecido este lunes en la Comisión Especial del Senado sobre la Evolución Demográfica en España. Escrivá ha presentado la visión de la AIReF sobre esta materia y ha evaluado los riesgos de “japonización” derivados del envejecimiento de la población en España y su cada vez mayor dispersión, así como las diferentes posibilidades para abordar estos riesgos mediante la implementación de políticas públicas. Según el presidente de la AIReF, España debe hacer frente a dos grandes retos demográficos: el envejecimiento de la población y la distribución territorial de la misma. Hasta el momento España ha seguido la trayectoria de Japón en la población en edad de trabajar con un decalaje de 15 años. Si continúa siguiendo el ejemplo japonés y el factor trabajo no aporta suficiente al crecimiento del PIB, éste podría estancarse en el 0,7%. Sin embargo, la AIReF espera que España siga un comportamiento similar al de los países de su entorno, con incrementos de la población gracias a la mejora de la natalidad y muy especialmente de la inmigración, que es el principal factor para lograr este incremento. En concreto, prevé una convergencia de la tasa de fecundidad a un rango entre 1,8 y 2 hijos por mujer en el horizonte 2050, suponiendo la adopción de las medidas que están resultando más eficaces en los países de nuestro entorno y que resultan de políticas fiscales más favorables a la natalidad y de un mercado de trabajo que facilite la conciliación familiar. Además, estima que el flujo de entradas netas de inmigrantes para el periodo 2018-2050 encienda a un promedio de 270.000 entradas cada año, acercando el stock de inmigrantes al de los países de nuestro entorno, bajo el supuesto de preservación de un marco regulatorio favorable a la inmigración y socialmente asimilable. Con estas previsiones, la AIReF prevé un crecimiento positivo de la población en España hasta 50-60 millones de personas en 2050, un escenario que permitiría a la economía española evitar la “japonización” y crecer a tasas del 1,6%. Políticas públicas bien diseñadas y fiscalmente sostenibles Para poder alcanzar este escenario, el presidente de la AIReF considera necesario implementar políticas públicas bien diseñadas, desplegadas de manera anticipada y ordenada y fiscalmente sostenibles. Además, cree que España debe profundizar en varias cuestiones porque el conocimiento sobre estos fenómenos y las políticas implementadas es insuficiente. Así, apuesta por analizar las políticas de fomento de la natalidad que mejor han funcionado, el marco regulatorio que debe regir para atraer trabajadores a España, las políticas que pueden reducir el despoblamiento o la dispersión de la población y estudiar si la descentralización de las Administraciones Públicas del Estado puede reducir la concentración en las grandes urbes. Además, invita a preguntarse si hay que seguir invirtiendo en infraestructuras del transporte o si, por el contrario, se puede mejorar la cohesión social invirtiendo en infraestructuras tecnológicas. Finalmente, señala la necesidad de analizar con detenimiento si el sistema de financiación autonómica y local que está actualmente en vigor tiene en cuenta los retos demográficos existentes.