NOTICIAS

La crisis institucional restará 0,7 puntos porcentuales al crecimiento del PIB de Cataluña en 2018 en el escenario central, y hasta un máximo de 2,7 puntos si se agudiza y prolonga, deteriorando su situación fiscal

03 noviembre, 2017

  • La valoración del impacto total del escenario de inestabilidad política e institucional en Cataluña se basa en dos dimensiones complementarias, de efecto aditivo: un aumento de la incertidumbre que afecta al conjunto de España y una pérdida de confianza idiosincrática sobre la economía catalana
  • El shock idiosincrático en Cataluña será de una reducción de 0,3 puntos porcentuales en el crecimiento de PIB catalán en el escenario central y de hasta 1,5 puntos en el escenario con riesgos a la baja, si se agudiza y prolonga la crisis; estos impactos, sumados al shock común en España, supondrán un menor crecimiento de 0,7 puntos porcentuales en el escenario central y de hasta 2,7 puntos porcentuales en el escenario con riesgos a la baja
  • En el escenario central de resolución a corto plazo y manteniendo las entregas a cuenta acordadas en julio, sería factible el cumplimiento del déficit público en Cataluña; pero, si se actualizan las entregas a cuenta conforme al crecimiento del 2,3% contemplado en el Plan Presupuestario, el cumplimiento del objetivo de déficit en Cataluña sería improbable
  • En el escenario de materialización de los riesgos a la baja en su máxima extensión, sería muy improbable el cumplimiento del objetivo de déficit, con independencia de las entregas a cuenta

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha estimado un escenario central con un impacto total de 0,7 puntos porcentuales en el crecimiento del PIB de Cataluña en 2018, y un escenario de riesgos a la baja si se agudiza y prolonga la crisis institucional, en el que la reducción del PIB sería de hasta 2,7 puntos porcentuales el próximo año, según el Informe sobre las Líneas Fundamentales de los Presupuestos para 2018 de Cataluña, publicado hoy por la AIReF. Dicho Informe incluye no solo el impacto en Cataluña del shock común para el conjunto de España –entre 0,4 y 1,2 puntos porcentuales- sino también el efecto del shock idiosincrático en dicha comunidad autónoma, que restará de forma adicional y particular entre 0,3 y 1,5 puntos porcentuales a su crecimiento. Este deterioro del crecimiento tendrá, a su vez, impactos relevantes en el déficit público de Cataluña, que pasa de un cumplimiento factible en el mejor escenario a improbable o muy improbable en los escenarios de mayor estrés.

Documentos adjuntos: